Inicio Ayuda familiar, desempleo, normativa y documentación Requisitos y documentos para alquilar un piso ¿Qué se necesita?

Requisitos y documentos para alquilar un piso ¿Qué se necesita?

106
Documentos alquiler piso

Alquilar un piso puede convertirse en un auténtico dolor de cabeza en muchas ocasiones. Tanto para el que pone el inmueble en alquiler, como para la persona que está buscando piso. Uno de los principales obstáculos con los que nos topamos suele ser el desconocimiento de algunos de los pasos que debemos dar, así como toda la burocracia inherente al proceso o la legislación vigente. En el post de hoy hemos querido centrarnos en la documentación para alquilar un piso, tanto la que puede solicitarnos el propietario como la que podemos solicitar al arrendador. Sabiendo esto de antemano, podremos convertirnos en la mejor opción y conseguir el piso deseado asegurándonos de garantizar un alquiler seguro como si lo hiciéramos apoyándonos en una agencia de alquiler.

Documentación necesaria para el alquiler de una vivienda

El primer paso hacia un alquiler seguro es contar con toda la documentación que legalmente necesitamos para poder ser seleccionados como inquilinos. Además, poder agilizar el proceso tanto en cuanto sea posible será un punto a nuestro favor dado que septiembre es una época en la que la demanda crece considerablemente. 

 

Documentación personal

Al igual que en cualquier otra relación en la que medie un contrato, es requisito indispensable que ambas partes faciliten su información personal. La misma puede demostrarse a través de los diferentes documentos de identificación como pueden ser el DNI o el pasaporte. Además, aunque seamos nosotros los titulares del contrato, también deberemos proporcionar la información de todas las personas que vayan a vivir en el inmueble, salvo que sean menores de edad. 

Así mismo, los datos del propietario y arrendador del inmueble también quedarán recogidos dentro del contrato de alquiler. 

 

Nóminas y contrato de trabajo

Una de las mayores preocupaciones de los arrendadores es que el nuevo inquilino pueda hacer frente a la renta de manera puntual. Y la mejor forma que tienen de asegurarse un alquiler seguro es mediante la solicitud de estudios de solvencia económica o de la documentación económica del candidato. 

Aunque puede depender de las particularidades de la agencia o inmobiliaria que gestione el inmueble, en términos generales se solicitará al arrendatario una o varias nóminas que garanticen unos ingresos suficientes y constantes para pagar el alquiler; y el contrato de trabajo. Los contratos indefinidos o con la Administración Pública son preferibles frente a los temporales. 

En caso de que seamos autónomos, aportamos otra documentación: tres últimas declaraciones de la renta y el recibo de la cuota de autónomos. 

Hay que decir que facilitar esta información es voluntaria y no tiene carácter obligatorio. Sin embargo, es más que probable que reduzca nuestras posibilidades de firmar un contrato de alquiler el negarnos a hacerlo. 

 

Referencias

Al igual que ocurre en determinados procedimientos (laborales, académicos), es habitual que nos soliciten referencias de anteriores arrendadores. Las mismas pueden ir en forma de carta de recomendación firmada por anteriores caseros o facilitando un número de teléfono para que contacten directamente con el mismo. 

Algunas de las principales dudas de los arrendadores son el tiempo de alquiler, si somos ruidosos, si hemos dado problemas con el resto de vecinos, el estado en el que dejamos el inmueble, puntualidad en los pagos, etc. En términos generales, querrá asegurarse de que no seremos un inquilino molesto y que cuidaremos bien del inmueble. Si siempre hemos sido unos inquilinos modelo, no tenemos de qué preocuparnos. 

 

Documentación adicional para garantizar el alquiler seguro

Ya hemos recopilado toda la documentación que necesitamos presentarle al arrendador, ¿y ahora qué? Aún no hemos llegado al último paso que es la formalización del contrato de alquiler. Hay un gran número de candidatos y el que esperamos que sea nuestro futuro casero tiene que tomar una decisión. Una buena forma de conseguir ser la persona elegida es diferenciarnos, y esto podemos conseguirlo aportando documentación adicional que nos haga ser la opción más segura: 

  • Presentar un aval.
  • Certificado de fiabilidad del Fichero de Inquilinos Morosos. 
  • Certificado de no incidencias bancarias. 
  • Historial crediticio.

 

Documentación al firmar el contrato de alquiler

Finalmente hemos conseguido nuestro objetivo: ser la persona seleccionada por el arrendador para firmar el contrato de alquiler. Este último documento lo proporciona el arrendador, quién puede habérselo solicitado a la agencia inmobiliaria o a un despacho de abogados. En él no solo se recogen los acuerdos a los que han llegado las partes, sino que debe respetar lo establecido por la Ley de Arrendamientos Urbanos. 

En este momento como arrendatarios deberemos aportar la cantidad acordada en concepto de fianza (un mes de renta), el mes en curso y garantías adicionales si las hubiere (te puede interesar ver esta información sobre la fianza legal y el depósito de garantía). Estas últimas quedarán recogidas en el propio contrato de alquiler y suponen una garantía adicional que fijan ambas partes. Además, en este momento también se abonan los honorarios de la inmobiliaria o agencia que haya gestionado el alquiler del inmueble si fuera el caso.  

¿Qué documentación debo solicitar al propietario del piso en alquiler?

Aunque como inquilinos somos las personas que más información y documentación debemos aportar, eso no significa que el propietario no tenga que hacerlo. A continuación vamos a descubrir algunos de los documentos que, como nuevos arrendatarios, podemos y debemos solicitar al propietario. 

 

Cédula de habitabilidad

Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que la vivienda que pretendemos convertir en nuestro hogar cumple los requisitos necesarios para considerarse como tal. O lo que es lo mismo, que cuenta con una cédula de habitabilidad. Los propietarios tienen la obligación de facilitar dicha documentación al nuevo inquilino. Este documento acredita que el inmueble cumple los mínimos requisitos de habitabilidad y confort exigidos por la ley.

 

Certificado energético 

Si llevas tiempo buscando pisos en alquiler es posible que te hayas fijado en que, dentro del propio anuncio, ya se incluye la calificación energética del inmueble. Es un certificado obligatorio que se renueva cada diez años y que es tarea del propietario conseguirlo. La misma te indicará el consumo del inmueble y, de hecho, es uno de los factores que influyen a la hora de fijar el precio de la renta. Por lo que el propietario podrá aportarlo sin mayor problema. 

Esta es la documentación que vas a necesitar a la hora de alquilar un piso. Es preferible contar con la misma antes de comenzar las visitas a los posibles inmuebles. De esta forma podremos adelantarnos y agilizar el proceso lo más posible. Además, nos hará ver como un candidato serio y responsable lo cual mejorará nuestras posibilidades a la hora de conseguir el piso deseado.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Conciliar
Cargue Más En Ayuda familiar, desempleo, normativa y documentación
Comentarios cerrados

Mira además

Tipos de divorcio en España, contencioso y mutuo acuerdo

Un divorcio es un proceso jurídico por el que se pone fin a una unión conyugal. El régimen…